¿Es la beca de la Fundación Carolina una opción para vivir de forma permanente en España?

¿Sueñas con vivir en España de forma permanente?, ¿crees que la Fundación Carolina puede ser un buen trampolín para cumplir ese sueño? En esta publicación te dejo una visión muy personal sobre el tema, junto con algunos puntos que debes tener en cuenta.

Mi publicación con diez consejos que podrían ayudarte a conseguir una de las becas de la Fundación Carolina, contada a partir de mi experiencia particular, ha tenido una buena acogida en cientos de personas de diferentes lugares de Latinoamérica que están interesadas en estudiar en España por medio de las becas y ayudas al estudio que ofrece esta reconocida entidad. Agradezco mucho el interés mostrado y espero estar ayudando, aunque sea un ‘poquitito’, a que alguien cumpla ese sueño que yo también pude hacer realidad entre 2015 y 2016.

Recientemente, con el cambio de gobierno en España y el cambio de la Dirección en la Fundación, las becas han tomado un nuevo enfoque, asociado al aporte de estas becas a la Agenda 2030 y el cumplimiento de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) definidos por la ONU. Este dato, resulta fundamental a la hora de plantear tu candidatura. Te recomiendo que conozcas bien estos Objetivos y que pienses cómo, desde la formación que tienes y que complementarás en España -en caso de ser seleccionado-, podrás aportar a su cumplimiento cuando regreses a tu país.

Exacto, a tu regreso. Me ha llamado mucho la atención que una de las preguntas frecuentes o palabras claves por las cuales las personas llegan a mi publicación se asocian a la idea, quizás vaga, quizás un poco más elaborada, de irse a vivir a España. Y sí, por medio de la Fundación Carolina vivirás en España, pero solo por el tiempo estipulado para tus estudios. Tan es así, que desde el momento en que eres seleccionado, recibes tu tiquete aéreo de ida y de regreso. Además, cuando firmas la aceptación de la beca, aseguras que después de terminar tus estudios regresarás a tu país o cualquiera de la Comunidad Andina de Naciones, como mínimo, por el mismo periodo que has estado en España con motivo de tu posgrado. En su defecto, te comprometes a devolver a la Fundación Carolina todos los importes en los que se ha incurrido con la asignación de tu beca.

Por eso, creo que es importante hablar claro y sugerir lo que, desde mi punto de vista, es la mejor opción. Si tu deseo más ferviente es vivir en España (más allá del tiempo que te ofrece la beca), por favor, no te postules a la Fundación Carolina. Piensa que le puedes estar quitando una oportunidad a alguien que desea cumplir con todos los requisitos y aprovechar al máximo esta oportunidad, siguiendo a cabalidad todos los criterios establecidos. Piensa, también, que esto afecta a la Fundación Carolina pues te conviertes en ese dato negativo de “no cumplimiento” o de “desertores”, lo que puede afectar en cualquier momento la asignación de recursos estatales para estos programas de intercambio cultural y educativo, que no buscan una fuga de cerebros.

Si tu deseo más ferviente es vivir en España (más allá del tiempo que te ofrece la beca), por favor, no te postules a la Fundación Carolina.

Entonces, si lo que buscas es vivir en España, una alternativa que utilizan algunas personas es iniciar sus estudios de posgrado en este país, asumiendo sus costos y realizando sus procesos de matriculación directamente con las universidades o entidades educativas. Incluso, algunas de ellas ofrecen becas o descuentos especiales. Estas personas, posteriormente, pueden abrirse camino para lograr una residencia temporal, un permiso de trabajo (algo difícil de lograr desde mi no tan conocedor punto de vista) y, a la larga, una ciudadanía. Por ejemplo, el desarrollo de las prácticas laborales de posgrado resulta ser un momento crucial, pues si la empresa queda muy satisfecha con tu trabajo y tienes una remuneración que te lo permite, podrías costear otro Máster y extender tu visado de estudiante. Conozco a algunas personas que lo han hecho, como una alternativa para, luego, presentar papeles para su residencia.

Pero, más allá de los trámites de residencia y demás, en los cuales –insisto– no soy experto y no podría responder preguntas o profundizar en el tema, quisiera enfocarme en las personas que se presentan a las becas de la Fundación Carolina. Hablemos claro: la vida, como es natural, trae muchas sorpresas. A lo mejor te enamoras de una persona mientras estás cumpliendo tus estudios con tu beca. O, quizá, conoces a alguien que te ofrece quedarte, ya sea por amistad o por aspectos laborales. Estas eventualidades son inevitables… hacen parte de la vida. Si te sucede esto, por favor, actúa con honestidad y hazle saber tu caso a la Fundación. Ellos te pueden asesorar para que tomes la decisión correcta. Las condiciones de la beca son claras y tú asumes que, si te vas con su apoyo, cumplirás sus reglas; es decir, no te quedarás en España más tiempo del establecido.

Espero que esta corta publicación haya sido de utilidad para todas aquellas personas que desean vivir en España o que quieren postularse a una de las becas de la Fundación Carolina, pero se preguntan si existe alguna opción de quedarse. Les recuerdo que mi publicación “diez consejos que podrían ayudarte a conseguir una de las becas de la Fundación Carolina” también está disponible para que la lean.

Como siempre, aclaro que esta publicación no es institucional, corresponde solamente a mi punto de vista como exbecario y, en ese sentido, no compromete para nada a la Fundación Carolina. Insisto: tú eres el único responsable de seguir paso a paso los requisitos y de estudiar toda la información oficial disponible en el portal web de esta entidad. Mi deseo es ayudarte desde mi experiencia.

Nota de cierre: no seas ingenuo. La Fundación Carolina pregunta, durante la entrevista previa que te realizarán si resultas preseleccionado para la beca a la que te postulaste, si tienes deseos de quedarte en España. Ellos ya son expertos en el tema… imagínate la cantidad de personas a las que han entrevistado. Ellos, al menor atisbo de duda, pueden detectar si quieres quedarte en España de forma definitiva y, de inmediato, perderás la oportunidad de ganar la beca. Ten las ideas claras en tu cabeza: las becas de la Fundación Carolina buscan permitirte vivir una experiencia educativa y cultural en España, no convertirse en un pasaporte para vivir en este país más tiempo del estipulado en tus estudios.

Fotografía: al fondo, Arco del Triunfo de Barcelona.

3 comentarios en “¿Es la beca de la Fundación Carolina una opción para vivir de forma permanente en España?

  1. Pingback: 10 consejos que podrían ayudarte en tu meta de ser becario de la Fundación Carolina | Clavijo Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s